17 abr. 2008

AMÏGÜITOS... CHEMA HA MUERTO

Estaba yo hibernando tranquilamente en mi tortuguera, de ahí mi largo mutis por el blog, cuando de repente un gran grito y sollozo rompió mi dulce sueño en el que figuraban bellas tortugas de caudalosos rios con caparazones sensuales que me hacían... bueno, eso no viene al caso. Y entonces saqué mi cabeza del caparazón para averiguar de que se trataba, y era una tal Andreita en la tele que no se quería comer el pollo, y la madre le gritaba... bueno, un pifostio. Pero en eso que un "Other" me vio y empezó a darme conversación sin venir a cuento, mientras comía compulsivamente un trabuco de pan.

Other: Hola Rita, buenos días, ¿estás despierta ya?
Rita: No, estoy durmiendo, pues claro que estoy despierta! ¿No lo ves, so cretino?
Other: Uy, que mala deshibernación que nos gastamos Rita
Rita: Tu también lloraste cuando te arrebataron la tranquilidad del útero
Other: Oye Rita, ¿Te has enterado?
Rita: ¿De qué me tengo que enterar?
Other: (voz tembloosa y ojos lubricados) Chema, ha muerto

Yo no sabía quién cojones era ese tal Chema, pero sin duda debía de ser alguien importante para él, y además le causaba un ansia especial por devorar pan duro. Así que dada mi curiosidad tortuguil nata, me puse a investigar quién era ese tal Chema mientras que el Other cantaba la canción de una llama que se llamaba Yama; y lo averigué.

Aquí podemos ver al difunto Chema junto a su panadería:


Es el del delantal de panadero que mira al erizo con ojitos golosos.

Resulta que era el panadero de una serie con la que los niños de los 80 aprendieron a contar y diferenciar cerca de lejos, y cosas así. Se trataba de "Barrio sésamo". Y podemos observar como Chema miraba con ojitos al erizo de la izquierda, porque ¡era su mujer! Si, si, entre Chema y Espinete (el erizo) había tema. Vosotros imaginad ya como se lo montaban, pero chema debió de sufrir mucho con los pinchos rosas. La cosa gorda con sombrero sé que se llama Don Pinpón, pero no sé si es un animal o cosa mórfida.

Tras la muerte de Chema, la afligida esposa tuvo que recurrir a trabajos con los que poder conseguir dinero para seguir con el caro tren de vida al que le tenía acostumbrada Chema con sus mazapanes. Así han pillado recientemente a Espinete junto a una cuneta:


Una lástima


Para terminar con el merecido homenaje, un video de Chema. Recordemoslo así, pero con el pelazo de los 80

Mi perfil

Mi foto
atopeconrita@hotmail.com